¿Qué tipos de encuadernación existen?

Queremos hablaros de diferentes tipos de encuadernación y sus ventajas e inconvenientes.


La primera de ellas es la encuadernación con espiral: pliegos y tapas agujereados y unidos por una espiral metálica o de plástico que puede ser de distintos tipos: simples o de wire-o, una especie de espirales dobles.

La ventaja de los cuadernos con espiral es que puedes abrirlos en su totalidad, 360º, y poner una parte detrás o debajo de la otra. Sin embargo, a algunas personas les resulta molesta la espiral al escribir y por ello prefieren las libretas cosidas o grapadas. Por otro lado, en este tipo de cuadernos puedes arrancar las hojas, mientras que en los cosidos es imposible.


La segunda opción es la encuadernación cosida: pliegos doblados y cosidos con unas tapas con lomo en forma de libro.

Estas libretas se pueden abrir 180º, pero no 360º, lo que puede condicionar su uso. Sin embargo, son más elegantes y al guardarlas en estanterías lo que vemos es su lomo y no la espiral, lo cual también nos puede ayudar a diferenciar unas de otras.



Otra opción es una encuadernación pegada. En ella las hojas se encuentran pegadas en el lomo, por lo que se asemeja a una encuadernación cosida pero suele ser de menor coste. Lo malo de este tipo de encuadernación es que si abres mucho el libro o el cuaderno o lo intentas abrir 360º las hojas pueden despegarse y saltar, rompiéndose la encuadernación.

Lomo encuadernación pegada
Encuadernación pegada

Y tú, ¿conoces algún otro tipo de encuadernación? ¿Cuál es tu preferida?

31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

 BAJAMOS NUESTROS GASTOS DE ENVÍO 

 ¡Y CON RECOGIDA EN TIENDA GRATUITA